Se calcula que la sensibilidad dental y los problemas de encías afectan a un 40% de la población. De hecho, todos y cada uno de nosotros hemos sufrido en algún momento de nuestra vida, o lo sufrimos ahora mismo, problemas bucales como la periodontitis, gingivitis, caries, sangrado de encías, sensibilidad dental, etc.

Para este tipo de problemas siempre hay que acudir a un odontólogo para que te haga un diagnóstico correcto y te proporcione el tratamiento adecuado para cada caso en particular. Pero si llevas sufriendo algunas de estas patologías desde hace tiempo y no termina de mejorar del todo o te interesa tener alguna alternativa natural que sea igualmente efectiva que los tratamientos convencionales, pero tenga menos efectos secundarios… ¡Este artículo es para ti!

Vía: blogsaludbucal.es

Primero vamos a hacer un repaso por las principales patologías que pueden afectar a nuestros dientes y encías para que entendamos bien qué nos pasa y luego explicaremos su abordaje terapéutico natural bajo un aval científico.

  • Encías sangrantes: la causa principal de la que encía sangre de modo persistente suele ser una acumulación de placa en la línea de la encía. Si vamos al dentista nos van a limpiar el sarro que tengamos acumulado. Pero este problema también puede deberse a que tengamos problemas hemorrágicos, nos cepillemos con demasiada intensidad, prótesis o aparatos mal ajustados, infección en las encías o deficiencia de vitamina C o K. Este problema, lleva una afección llamada gingivitis y puede ser un signo de enfermedad periodontal.
  • Gingivitis: se trata de una inflamación de las encías. Si esta afección se prolonga en el tiempo, puede ser el inicio de una periodontitis. La gingivitis está causada por una acumulación de placa en los dientes. La placa es una acumulación de bacterias, moco y residuos de alimentos que si no se elimina se endurece y forma sarro, que si no se quita irrita las encías y las inflama. Nuestro dentista nos hará una limpieza bucal o un curetaje si fuera necesario y nos proporcionará hábitos de limpieza bucal y recomendando el uso de clorhexidina en los enjuagues y pastas dentífricas.

Vía: stlawrencedentistry.com

  • Periodontitis: consiste en una inflamación e infección del tejido blando que sirve de soporte al diente (encía, ligamentos e incluso hueso). Esto ocurre cuando una gingivitis se prolonga en el tiempo y no se trata. La inflamación continua que se presenta en la encía con esa acumulación bacteriana hace que el tejido se vaya dañando poco a poco hasta llegar al hueso y provoca la caída del diente. El dentista nos hará una limpieza bucal completa para eliminar el sarro y las bacterias que provocan la inflamación y completará el tratamiento con un antibiótico para la infección.
  • Sensibilidad dental: Los dientes sensibles son normalmente resultado del desgaste del esmalte dental o de la exposición de las raíces de los dientes. Pero, algunas veces, el malestar dental es causado por otros factores, como una caries, un diente agrietado o astillado, un empaste desgastado o una enfermedad de las encías.

Aunque estos tratamientos convencionales son efectivos para tratar sus respectivas patologías, de todos es sabido que pueden presentar efectos secundarios y nuestro dentista debe informarnos sobre ellos. Podemos presentar episodios diarreicos junto con la toma de los antibióticos debido a que la flora intestinal se va a ver alterada o presentar una tinción en los dientes debido al uso continuado (unas 4 semanas) de la clorhexidina entre otros. Y no todo el mundo tiene la suerte de no padecer los efectos secundarios de los tratamientos convencionales, existen personas a las que se debería de evaluar el tratamiento adecuado debido a que presentan efectos indeseados. Además de que todos tenemos derecho a elegir nuestro tratamiento y debemos considerar todas las opciones que sean altamente eficaces y avaladas por estudios científicos, que demuestren su rango terapéutico, y seguras en su uso. Para todos ellos, vamos a dar posibles soluciones naturales, eficaces y seguras bajo el amparo de estudios científicos.

Se realizó un estudio para comprobar la eficacia de los dentífricos a base de hierbas naturales dirigidos a la disminución de la sensibilidad dental. Se dividieron dos grupos y después de 6 semanas, el grupo que había usado el dentífrico a base de hierbas había registrado una disminución notable en la hipersensibilidad dental. Gracias a este tipo de estudios podemos determinar que es una buena recomendación el uso de dentífricos a base de hierbas naturales dirigidos a la sensibilidad dental, dado que se ha demostrado su eficacia clínica.

  • Canela (Cinnamomum zeylanicum)

La canela tiene entre sus acciones farmacológicas más destacas su efecto antibacteriano y antiinflamatorio por ello, es de gran interés compararlo con los tratamientos existentes con el mismo rango de acción terapéutica para ver su eficacia en problemas bucodentales. Para ello, tenemos estudios científicos en los que se comparan los efectos reductores de placa y bacterias acumuladas en las encías de la clorhexidina con el extracto de canela. Los resultados de estos estudios nos revelan que el extracto de canela es IGUALMENTE EFICAZ que la clorhexidina para la reducción de la placa bacteriana acumulada en las encías y, por tanto, se puede recomendar su uso para el tratamiento de este tipo de patologías, como la gingivitis, debido a su eficacia y seguridad.

Vía: mejorconsalud.com

También la podemos utilizar como tratamiento complementario para tratar la periodontitis. Un estudio realizado con pacientes que sufrían periodontitis reveló que el uso de canela de Ceilán con los antibióticos aumentaba la eficacia del tratamiento si se sufría una resistencia bacteriana y sus efectos secundarios.

Podemos incluso hacer uso del aceite esencial de Canela y su principio activo, el cinamaldehído, que los estudios científicos avalan su acción antimicrobiana y antibacteriana con acción inhibitoria contra el principal patógeno que causa gingivitis, por lo que nos resulta un tratamiento muy eficaz para tratar las gingivitis y prevenir la periodontitis.

El aceite esencial de clavo, cuyo principio activo es el eugenol, es un muy potente antibacteriano de amplio espectro de acción y un gran anestesiante de las afecciones bucales. Por ello, se midió en un estudio su actividad antibacteriana en pacientes con periodontitis y en la prevención de la caries. Los resultados determinaron que los productos naturales que contienen esta molécula tienen la MÁXIMA EFICACIA contra microorganismos por lo que se recomienda en dentífrico, geles, enjuagues, etc. A esto tenemos que añadir que los productos vegetales disponibles de forma natural son menos dañinos con menos efectos secundarios y también económicos para el paciente.

Vía: aceitesvegetales.net

Por último, terminaremos con la eficacia del aceite esencial de árbol del té (Melaleuca alternifolia) frente a la gingivitis crónica en el que se realizó un estudio comparativo de sus efectos con los de la clorhexidina. Los resultados registraron que no se encontraron reacciones adversas y que los geles que contienen el aceite esencial del árbol del té en su composición ejercen una gran actividad antiinflamatoria en su aplicación tópica en los tejidos que presentaban gingivitis. Por lo que además de ser no tóxico, resulta un complemento altamente eficaz y seguro para los tratamientos periodontales.

Vía: herberfarma.com

Luego tenemos las arcillas, de las que no disponemos de amplios estudios que hayan medido su rango terapéutico (lo cual no indica que no sean eficaces, simplemente que no tenemos estudios ni a favor ni en contra), pero de las que sí tenemos evidencia clínica. Y sabemos que el uso de arcilla como pasta dentífrica elimina el sarro, neutraliza bacterias y previene la periodontitis. En el mercado podemos encontrar diferentes dentífricos con arcilla y aceites esenciales  

Todas estas son herramientas que podemos utilizar de forma complementaria a los tratamientos de nuestro dentista o de modo alternativo si presentamos algún tipo de reacción adversa a los tratamientos convencionales y nos vemos obligados a recurrir a otro tipo de soluciones o nos decantamos por una opción natural para tratar nuestros problemas bucales. Sea cual fuere nuestra situación, hemos descubierto, gracias a los estudios científicos que tenemos a nuestro alcance, que existen formas naturales de tratar y prevenir patologías bucodentales igualmente eficaces y seguras que los tratamientos convencionales y esto, proporciona libertad, seguridad y eficacia a nuestra salud.

Precauciones: todas estas medidas no le eximen de visitar a su odontólogo, son los encargados de diagnosticar problemas bucodentales y les recomendarán un tratamiento apropiado, aunque siempre puede solicitar un tratamiento más natural de igual eficacia. El aceite esencial de canela es dermocáustico (irritante de la piel) por lo que debe manejarlo siempre diluido y con cuidado. Es recomendable buscar consejo siempre a un naturópata, que son los expertos en salud natural, para trabajar con este tipo de herramientas de manera responsable y eficaz.


Información elaborada por Elena Cerro, colaboradora de la Escuela Superior de Naturopatía del Grupo Thuban.