En este momento estás viendo Prepara tu piel para el verano

Prepara tu piel para el verano

Prepara tu piel para el verano

¿Sabes cómo? En la clínica Thuban te enseñaremos:

Nos queda poco más de un mes para que llegue el verano y una de las preocupaciones que nos invaden es ¿Cómo preparo a mi piel para el comienzo de esta estación? 

El verano es una época en la que la piel se encuentra expuesta a muchos factores que pueden causar daños graves como la radiación ultravioleta, la sequedad del ambiente, el calor excesivo o las rozaduras que pueden surgir por la sal y la arena.  

Es fundamental por tanto preparar a la piel para que sufra lo menos posible y sea capaz de adaptarse a estos factores sin que se produzcan daños significativos y que la regeneración pueda ser óptima. 

Como principal punto nos vamos a centrar en las radiaciones ultravioleta (UV), una fuente de radiación no ionizante producida por el sol y que llega a nuestro planeta de forma continua. Esta radiación ultravioleta es necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, por ejemplo, para la producción de vitamina D, pero puede producir efectos nocivos sobre nuestra piel.  

Dentro de los efectos negativos más destacados de los rayos UV nos encontramos con las quemaduras solares tan frecuentes todos los años en la época veraniega. Aunque los daños que puede causar esta radiación son mucho más intensos, pudiéndonos encontrar con envejecimiento prematuro de la piel, aparición de arrugas tempranas, pérdidas de funciones esenciales de las células e incluso cáncer de piel. (1) 

Para prevenir los daños es imprescindible el adecuado uso de protección solar. Pero, esta no es la única herramienta que tiene nuestro cuerpo contra los rayos UV, también dispone de un mecanismo natural; la melanina.  

La melanina es la sustancia naturalmente producida por nuestro cuerpo que tiene como principal función defendernos de los ataques de los rayos UV, aunque también nosotros la queremos a nivel más estético para lucir el tan deseado bronceado.  Así es, la melamina tiene como resultado que nuestras células adquieran el bronceado, por lo que nos interesa mucho que su producción se aumente, tanto para proteger nuestra piel como para también vernos con ese moreno caribeño.  

 

La pregunta es ¿cómo podemos empezar a preparar a nuestro cuerpo para la producción de melanina?  

Bueno, la melanina necesita de forma activa de la vitamina A para su producción además del aminoácido tirosina. Pero también de antioxidantes para proteger del daño oxidativo del sol y mejorar la síntesis de la melanina.  Así que desde ya deberíamos aumentar nuestro consumo de tirosina, vitamina A, vitamina C y vitaminas del grupo B para que la piel pueda broncearse de forma adecuada y además no sufra.   

A continuación, te dejo una tabla con alimentos ricos en cada una de estas sustancias para que puedas incluirlos de forma activa en tu dieta a partir de ahora.  

 

Sustancias pro-bronceadoras  Alimentos  
Vitamina A   Zanahoria, tomate, pimiento rojo, mango, espinacas, acelgas, albaricoque, melón, huevo, melocotón, calabaza, calabacín, sardinas 
Vitamina C   Naranja, fresa, pimiento, perejil, kiwi, brócoli, uva, papaya, melón, tomate, mandarina, mango, limón, piña. 
Vitaminas del grupo B  Germen de trigo, levadura de cerveza, huevos, cereales integrales, pollo, guisantes, lentejas, sardinas, plátano, naranja, kiwi, aguacate. 
Tirosina   Pollo, salmón, huevos, brotes de soja, almendras, aguacate, plátano, cacahuetes, queso,  

 

Una de las formas que tenemos más útiles de poder aumentar los niveles de estos alimentos es a través de smoothies, batidos de frutas y verduras que se preparan utilizando toda la fruta, sin desechar más que la cáscara.   

Te dejo por aquí la receta de un smoothie para que puedas añadirla a tus desayunos:  

 Ingredientes 

  • 2 Naranjas  
  • 1 ½ Zanahoria  
  • 1 rodaja de jengibre fresco  
  • 1 melocotón
  • Agua
  • Hielos  

Preparación 

Pela todos los ingredientes e introdúcelos en el vaso de la batidora. Una vez introducidos los ingredientes tritura hasta conseguir que todos los ingredientes se queden bien homogéneos formando un batido espeso. A continuación, añade un chorro de agua para conseguir una textura más líquida.  

 Sirve tu smoothie en un vaso y añade unos hielos para tener una bebida refrescante, rica y buena para tu piel.  

 Después de nuestros consejos saludables, le recomendamos que siga con nuestro naturópata, Miguel de Miguel. Le esperamos en la Clínica Thuban.